Páginas vistas en total

viernes, 27 de abril de 2012

Juan, los independientes y la oportunidad. Gonzalo Perera.


1. Yo voy a votar a Juan Castillo el 27 de mayo. Para empezar, y aunque parezca paradoja,  una de las razones para hacerlo es, como he dicho en estasa páginas, que los tres compañeros que compiten con él por la presidencia del FA me parecen, por su calidad humana, capacidad y experiencia política, excelentes candidatos. No es ésta entonces una elección cargada de dramatismo: el que acceda a conducir  la fuerza política, lo hará muy bien. Y no tengo duda cuál será la foto que resumirá la jornada del 27 de mayo: el flaco Agazzi, Mónica, Rubio y Juan abrazados, celebrando juntos. Es desde éste espíritu fraternal, que no es "aureola ni cándida moraleja", sino profunda convicción en el efecto multiplicador de la unidad y sincero reconocimiento al comprobado mérito de los compañeros, que visualizamos a Juan Castillo como la mejor opción para presidir el FA. Y me atrevo a pensar que el propio Juan no toleraría ser  percibido de otra manera, que sería el primero a oponerse a cualquier maniqueísmo divisionista. Porque la excelencia de las opciones me permite pensar en lo que creo que es mejor para el FA, es que votaré a Juan.
2. Suele confundirse "independiente" con "no-sectorizado". Algunos compañeros han lamentado esta elección por "sectorial", que enfatizaría el rol de coalición y desmerecería el carácter de movimiento de  nuestro FA. Incluso hay quienes desde esa percepción de la "independencia" sugieren o proponen el voto en blanco en mayo. Por supuesto que respeto esa opinión, pero me parece un error conceptual. Una cosa es "independiente" y otra es "no sectorizado".  No es difícil imaginar algún compañero que, sin guardar vinculación orgánica con ningún sector, se pegue como estampilla a las posturas de algún referente o grupo, sea por genuina convicción u otros motivos (a nada conduce analizar las intenciones que residen en las conciencias ajenas).  En cualquier caso, me parece que jamás podría calificarse  esta actitud de independencia, ni mucho menos erigirse una tal voz en las portadora del sentir del "frenteamplista a secas". Bien por el contrario, se puede estar sectorizado y hacer gala de independencia. Y un ejemplo, que no es el único, pero es paradigmático, es  Juan Castillo. Que siendo comunista, tiene años de ejercer la independencia en el sentido más profundo del término, como referente sindical que ha hecho carne una y otra vez la independencia de clase en pos de defender los intereses de los trabajadores. Se puede no tener carnet y ser una mera  imagen especular de otros pensares, se puede tener carnet, reconocerlo con completa honestidad y en cada lugar hacer lo que se debe hacer, entendiendo la especificidad de cada función, ya sea representar a la clase trabajadora, a la masa frenteamplista o solamente a un sector. No abre el espíritu carecer de carnet ni lo cierra el poseerlo. Se tienen visiones unitarias y abiertas o no se tienen, con o sin carnet, por la calidad de la madera humana e ideológica con la que está hecha la persona, por la madurez de su formación y práctica política.  Juan tiene carnet, pero ante todo tiene  probada madurez, experiencia , convicción y práctica unitaria no de ayer, ni de la semana pasada, sino de años.
3.El PIT-CNT, gran construcción socio-política del Uruguay, es una entidad tan vital como compleja. Porque en la central sindical confluímos y somos afiliados muchos frentistas, así como militantes de los partidos tradicionales, de la izquierda no frentista y muchísimos trabajadores  sin identificación partidaria alguna - o incluso sin mayor politización- que simplemente velan por sus derechos laborales. Si Juan ha sido durante tanto tiempo un genuino representante y referente de tan amplia y compleja construcción social, mereciendo reiteradamente la confianza y el respeto de todos....¿ No es acaso un comprobado articulador y un evidente candidato a la tarea de  fomentar e hilvanar la elaboración de los ciudadanos frenteamplistas, sectorizados, no-sectorizados, independedientes, de a pie, a secas, o como se les quiera llamar?

4. Nunca uso argumentos "ad hominem" (sobre la persona) para desmerecer una opinión. Se critican las ideas y las posturas políticas, no a quien las sostiene. Similarmente, más allá de la excelencia de las candidaturas hacia mayo, y de que todas ellas están cobijadas en el programa único del Frente Amplio, trato de no elegir un  nombre o personalidad  meramente, sino distinguir los matices de proyecto político que representan. Juan le pone la cara visible al sentir de una inmensa masa frenteamplista que, con responsabilidad, sin desmesuras, inmediatismos o facilismos, quiere participar, debatir y aportar, para que el FA refuerce su apuesta a la redistribución de la riqueza, al fortalecimiento del mercado interno, a las políticas  productivas soberanas y de mayor integración regional, respetuosas de todo pueblo del mundo y justamente por ello  claramente anti-imperialistas, defensora de los derechos humanos (todos ellos). Sin aventuras irresponsables, cuidando los equilibrios macroeconómicos, que en el caos solo prosperan los especuladores. Pero donde la seguridad del inversor no valga más que la seguridad del trabajador o la sustentabilidad ambiental. Donde el Estado  asuma su rol de actor protagónico y estratégico en la producción, lo cual no significa fagocitar el sector privado,  sino honrar la misión que el programa del FA le asigna. Estoy convencido que ningún frenteamplista discrepa radicalmente con estos postulados,  estoy seguro que han pasado muchas cosas desde el 1 de marzo del 2005 en estas direcciones, pero creo que muchos deseamos verlas más claramente enfatizadas y priorizadas. Y creo que para expresar esa aspiración de una amplia masa, nadie como Juan.

5. Por último, reconociendo como corresponde las virtudes de los cuatro queridos compañeros, se impone un pequeño comentario en particular sobre el ser humano Juan Castillo. Así como no abundan ejemplos de quienes entre “banca” y “sindicato” eligen "sindicato", así como llama la atención el dirigente sindical que ocupa siempre su lugar de trabajo y de lucha, no abundan las ocasiones, cómo estas, de depositar la confianza de nuestra coalición-movimiento en un obrero, de origen humilde, ramplense (nadie es perfecto), sencillo, de ejemplar firmeza  cuando hay que apretar los dientes y de mano tendida cuando hay que dialogar y entenderse. Inteligente, vital y maduro a la vez, alegre y pícaro a la hora del humor, respetuoso y sereno a la hora de la reflexión. Que guarda una muy buena relación personal tanto con todos los principales referentes del FA, así como con el uruguayo de a pie, el de cualquier esquina,. Un genuino hijo de las clases más populares de nuestro país  y un dignísimo representante de las centenarias luchas obreras.

Estoy seguro que muchos frenteamplistas independientes, de a pie, a secas, de base, de pueblo, de pura cepa, o como se les quiera llamar, no se perderán semejante oportunidad.

viernes, 13 de abril de 2012

Los medios y los medios. Gonzalo Perera





            Ni es chiste ni es error de tipeo. Es que las Políticas de Comunicación que todo Estado debe tener- y muchísimo más cuando gobierna la izquierda- requieren tomar el toro por las guampas respecto a los medios y a los medios. Los medios de comunicación como usualmente los concebimos  (canales de TV abierta o para abonados, radios, diarios, revistas, medios digitales) y los medios de transporte de las comunicaciones ( o sea las telecomunicaciones, y, dentro de ello, lo que es el punto medular: la provisión de banda ancha o conexión a Internet, que es la tecnología sobre la que casi todo tiende a converger).
            Quien conozca de cerca el trabajo de Rafael Correa como presidente del Ecuador, a muy poco de observar, se habrá dado cuenta de tres cosas: 1) Que es una máquina de trabajar con una energía intelectual y física completamente excepcional. 2) Que tiene una sensibilidad popular y una consecuente empatía con el ecuatoriano bien de a pie, realmente formidable, un carisma popular tan excepcional como genuino. 3) Que Correa va en serio en todo, con él no se jode, ni desde adentro del Ecuador ni desde ninguna multinacional
            Soy uno de los muchos intelectuales (en el viejo sentido del término, no en el sentido funcional y contertulio de nuestros días, anoto) que suscribió una carta de apoyo al Proyecto de Ley Orgánica de Comunicación de Ecuador, que el miércoles 11 de abril entró a consideración de la Asamblea Nacional de Ecuador, concretando en ley el principio general establecido  la Constitución del 2008, marcando la avanzada en la materia en el continente: LA COMUNICACION (integralmente entendidad) ES UN DERECHO.
Esta ley, por ejemplo, reparte las frecuencias de radio y televisión del modo siguiente: 34 % para medios comunitarios, 33 % para medios públicos y 33 % para medios privados. Los medios comunitarios son concebidos en dicha ley como"mecanismo para promover la pluralidad, diversidad, interculturalidad y plurinacionalidad" (Art. 92) y se prevé que las entidades estatales contraten publicidad y servicios en tales medios para la difusión de contenidos educativos y culturales..

Le ley impide además la concentración oligopólica tradicional de nuestra región, al establecer un límite para una misma persona (física o jurídica) de una sola frecuencia para  AM, una para FM y una para televisión, en todo el territorio ecuatoriano. Actualmente cerca del 90 % de las frecuencias están en manos privadas y la ley establece las pautas de la "transición" cuya magnitud es obviamente revolucionaria.

Adicionalmente la ley obliga a incluír un 40 % de contenido nacional en los medios audiovisuales y 10 % de producción nacional independiente. En las radios, el 50 % de la música debe ser producida, compuesta o ejecutada en Ecuador.
 Por si fuera poco, la totalidad de la publicidad debe ser producida en el país.
Naturalmente la derecha ecuatoriana ha puesto el grito en el cielo y al momento de escribir esta nota, es incierto el resultado de la votación legislativa- que por ahora se ha postergado-ya que literalmente, "le han tirado con toda la artillería" a  la ley.

Eso motivó que la Red de Intelectuales En Defensa de la Humanidad apoyara la ley en una carta abierta que cuenta con firmas como las de Ignacio Ramonet, Ana Esther Ceceña, Carmen Bohórquez, Marta Harnecker y Oscar Ugarteche, donde se afirma que  "será un aporte valioso a la democratización de las comunicaciones en toda Nuestra América".

Por cierto que sí, y uno ve con alegría la sonrisa radiante de Rafael Correa, ese ejemplar hijo del pueblo del Ecuador, reflejada a plenitud en esta iniciativa, en todo su esplendor. Y con serenidad absoluta  la bronca y el odio que despierta en la derecha más ultramontana de todo el continente: buena señal despertar semejantes animadversiones.

Pero permítame agregarle, querido lector, un dato sobre los otros “medios” que es posiuble que Ud. no conozca. Como vicepresidente de ANTEL tuve el honor de aportar un pequeñísimo granito de arena paraa yudar al gobierno de Rafael Correa a darle oxígeno a la CNT (Corporación Nacional de Telecomunicaciones), resultante de la fusión de  las compañías Andinatel y Pacifictel realizada el 30 de acotubre del 2008. Los Buccaram, Lucio Gutiérrez y otros personajes similares hicieron TRIZAS la presencia estatal en telecomunicaciones. Correa (como Chávez, como  Evo), con clara visión de la cancha y los jugadores, resolvió revertir ese disparate cipayo. Para ello confió en la ayuda de la experiencia uruguaya en materia de presecia del Estado en un sector ESTRATEGICO. Me disculpo  por la inmodestia de la pequeñísima autoreferencia pero lo que viene al caso no es mi ocasional intervención, sino el que me consta como a  muy pocos el esfuerzo que hizo y hace Correa para poner de pie al Estado en "los otros medios": los de Telecomunicaciones.
¿ Y por casa como andamos? Se trabajó para elaborar una Ley de Medios, la critiqué por "light", pero era un paso en buena dirección ¿En qué quedó? ¿Usted lo sabe? Yo no.
Veo, como simple ciudadano interesado en la temática, a ANTEL paradita muy firme en la cancha, desplegando FTTH (fibra óptica hasta los hogares, la mejor tecnología de telecomunicaciones "alámbrica") y LTE ( la mejor tecnología "inalámbrica") para desesperación confesa (en entrevista en el Semanario "Búsqueda" ) del Presidente de la Cámara de Telecomunicaciones del Uruguay (pomposo nombre para la caja de resonancia pública de los intereseses de Telefónica y el Grupo Slim en el Uruguay).
Este motivo de alegría para mí, ha sido matizado por el anuncio de que este año se discutiría en el parlamento una Ley Nacional de Telecomunicaciones y sus derivaciones. No porque no quiera una tal Ley, sino porque los lienamientos generales que al respecto se adelantaron, me parecieron de flojos para bajo. Muy flojos.

Por ende, ante el desconocimiento de la suerte de la ley sobre  "Los Medios" y ante una posible discusión (que aparentemente no arrancaría bien) sobre “los otros medios” en Uruguay, a la luz de la experiencia de Ecuador, hago votos para que el espíritu vital y generoso de Rafael Correa nos contagie un poco en los lares del sur..
Y manifiesto mi explícita adhesión a la manifestación que escuché a militantes del Centro de Estudiantes de Ingeniería de nuestra Universidad de la República: hay que salir a la calle, que no todo es cuestión de redes y cartas, por una Ley de Medios "en serio", que democratice profundamente "Los Medios" (léase en particular bien clarito:que termine con los inverosímiles privilegios de la monarquía hereditaria que controla los medios hegemónicos) y por una ley de Nacionalización de "los otros medios" (concretamente de la infraestructura de telecomunicaciones del Uruguay).




Sumo mi pequeñísimo apoyo al gran compañero Rafael Correa, sumo mi pequeñísimo apoyo al coraje cívico e inteligencia de los estudiantes uruguayos. Ojalá sus virtudes conciten los necesarios acuerdos sociales y políticos, y superen la tendencia a la resignación, el gran osbtáculo subjetivo a remontar para todo gobierno realmente progresista.

martes, 10 de abril de 2012

De Mujica para Erdogan. Gonzalo Perera.

l “…en nombre de la República Oriental del Uruguay como entidad colectiva y en el marco de los principios de continuidad y sucesión del Estado, independientemente del ámbito temporal y material, en que ocurrieron los hechos, el Estado uruguayo reconoce su responsabilidad institucional por la desaparición forzada de María Claudia García Irureta Goyena de Gelman  por lo cual violó  sus derechos al reconocimiento de la personalidad jurídica a la vida, a la integridad personal, a la libertad.”

¿ Parece fácil de decir, verdad?  Reconocer  la continuidad y sucesión en responsabilidad de un Estado respecto a crímenes del pasado, parece  muy sencillo. Dejemos de lado el nada menor hecho que quien pronunció esas palabras haya sido torturado, tomado por rehén y condenado a un pozo por los mismos autores de las atrocidades que tuvo la dignidad de asumir como Presidente de la República. Olvidemos tan “pequeño detalles” y llevemos estas declaraciones de nuestro Presidente Mujica al concierto internacional.

Imaginemos tan sólo por un instante a Recep Tayyip Erdoğan, primer ministro turco, pronunciando similares palabras en ocasión del próximo 24 abril , fecha señalada para la recordación del atroz genocidio de millón y medio de armenios a manos del ESTADO TURCO. Atención: NO del gobierno los Jóvenes Turcos, NO del de Mustafa Kemal Atatürk, sino lisa y llanamente del ESTADO TURCO

¿O acaso alguien en su sano juicio puede hallar en el Presidente Mujica mayor continuidad respecto a los Aparicio Méndez o Juan María Bordaberry que a Erdoğan respecto a su ancestros de un siglo atrás? Pero además: POCO IMPORTA. Porque el Presidente Mujica invocó razones estructurales e institucionales de ESTADO, que superan nombre o tendencias.

Y si Ud. querido lector, simpatiza con los Partidos Tradicionales Uruguayos, le ruego tenga bien recordar como, cuando los jóvenes militantes de izquierda uruguaya de segunda mitad de los 80¨s nos plegábamos a la consigna del Comandante Fidel Castro del NO-PAGO a una deuda externa INMORAL, contraída por gobiernos dictatoriales para DESTRUCCION de sus pueblos, desde SUS PARTIDOS , invocando la “seriedad, responsabilidad y previsibilidad institucional ”  se nos impelía a pagar hasta los radares de Márquez. Y los pagamos. Y si en parte de ello tuvo que ver el propio FA, LO FELICITO. Pero no podrá usted argumentar RAZON CONSISTENTE ALGUNA PARA REHUIR A LAS RESPONSABILIDADES, POR CONTINUIDAD Y SUCESION, DE LOS ESTADOS.

Ergo: si a derecha, centro o izquierda, el principio de continuidad y sucesión del Estado ha sido fuente de prueba contra todo negacionismo (LO COMPARTA O NO YO; LO COMPARTA O NO USTED; ACLAREMOS!) , la pregunta del milón es; ¿ QUE  RAZON LIBERA A TURQUIA DE SU NECESARIO SINCERAMIENTO CON SU SANGRIENTO PASADO?

Pues: NADA. Bajo cualquier lógica posible, sólo la asunción plena del ESTADO TURCO, a través de su gestores actuales, de sus genocidas culpas respecto al pueblo armenio, puede comenzar a poner en orden la historia ensangrentada, asesina y sangrienta que enluta a la Humanidad entera y que señala con justo dedo acusador a Turquía.


A Erdogan la palabra. Por derecha y por izquierda no tiene salida: encabeza un Estado que no empezó ayer y que no es discontinuo ni puede ser amnésico de nada más ni nada menos que un millón y medio de espantoso asesinatos. 

Causa armenia, causa de todos.

sábado, 7 de abril de 2012

Entre Vos y yo. Gonzalo Perera

Hoy es el Sábado, en el que según lo que enseñaron a repetir en mi infancia, descendiste a los infiernos para resucitar en plena gloria al tercer día (ante los ojos de los más humildes y despreciados).

Yo no sé si se puede decir con propiedad que algún humano descendió a los infiernos para resurgir a los 3, a los 33 o a los 72 días.

Si sé que mucho humanos, que creen en vos y que creen en otras nominalidades de la divinidad, o que no creen en nada hominizable, que tenga nombre como mi vecino y mi abuela, han pasado más de mil y una atrocidad por fidelidad a sus (tus?) convicciones.

Me pregunto qué sentido tendría tu sacrificio, heredero de Abraham, capaz de sacrificar a un hijo por mandato divino, sino fuera el de universalizar el mensaje que las Antiguas Escrituras privilegiaban para un pueblo. Digno de todo mi respeto y completamente improcedente de ser objeto de acusación de "deicidio", como quisieron la Inquisición Católica y el delirio nazi (si es que cabe distinguirlos). Nadie dijo que quien mata una vida, mata al mundo entero y no es  en absoluto sustentable culpar al pueblo judío por la muerte del nazareno. En cambio, y con perdón de los conocedores del Talmud "Kol hamekayem nefesh ahat, keilu mekayem Olam male" (que según mis amigos es la frase Talmúdica invocada en "Schindlerlist", digna de verse cuanto menos  tres veces y proyectarse a la realidad otras tantas veces): "Quien salva una vida, salva el mundo".


Como también lo cree el inmenso pueblo del Islam- ajeno de total ajenidad al fanatismo "a la carte" de algunos, me consta, pues entre ellos viví, y entre ellos mucho más de lo esperable me fue dado (¿ Cómo olvidarlo, carajo?)-, donde el Corán reconoce a título expreso que son múltiples las voces que hablarán en el nombre del Creador para expresar su voluntad  de "Insha-Alá" (con un segundo perdón por barbarie fonética).


Nazareno, carpintero, revulsivo y a tu modo revolucionario, soy unas de tus tantas "ovejas descarriadas". 


Es que en un momento me parecía magnífica la imagen del "Buen Pastor",  teológicamente a tí reservada y físicamente perceptible para mí en La Angostura Rochense. Pero no me sentí nada bien jugando a becerro, ni mucho menos dedicado a criar guampas. Porque fui monaguillo y lector 
de escrituras de Monseñor Corso ( por lejos , el obispo más fascista ente sus pares uruguayos y que dirigiera la diócesis de Maldonado, abarcartiva de Rocha, durante larguísimo tiempo).


 Hombre honesto, sinceramente lo  pienso, pero nacido 5 siglos después de su espíritu. Que, cuando me tocara el rol de lector, me impusiera como última invocación de la "Oración de los fieles" una frase tremenda en el Uruguay de los fines de los 70`s:


" POR TODOS LOS PUEBLOS QUE SUFREN LAS DICTADURAS DEL COMUNISMO ATEO".


NI UNA SOLA VEZ la leí. Monseñor Corso me lo recriminó decenas de veces. Pero NI UNA SOLA VEZ LA LEI. Y te juro que no tenia claro si el comunismo era ateo o era un dictadura. ¿Qué mierda iba a tener claro, si tenía 13 o 14  años y eran fines de los 70´s, carajo?


LO QUE SI TENIA CLARO, Y ASI SE SE LO DIJE A MONSEÑOR CORSO CADA VEZ QUE ME RECRIMINO "MI OLVIDO", ES QUE :


SI IBA A PEDIR POR ALGUNA DICTADURA, IBA A PEDIR POR LA QUE SUFRIA MI PUEBLO, MI URUGUAY, MI ROCHA, MI PAUPERIZADA EDUCACION Y MI DESTRUIDA SOCIEDAD


NUNCA. ABSOLUTAMENTE NUNCA, MONSEÑOR RESPONDIO AL MOZALBETE EN CUESTION. NO POR VIRTUD DEL GURI-A LA SAZON YO- SINO POR EVIDENCIA DEL ARGUMENTO, LARGAMENTE AJENO A MI AUTORIA.


Flaco, Nazareno, Carpintero, Pescador, Buen Pastor, Maestro, Sembrador: te salí definitivamente fallado, ni la estrella de David de tus ancestros, ni tu cruz, ni la media luna de los hijos de Mahoma, ni.....Agarré para el lado de una hoz y un martillo, bien poco fashion hoy en dìa, pero no por negarte, sino por afirmar lo evidente:


Que no hay Paz sin Justicia, ni Justicia sin Libertad, ni Libertad sin Pan.



Que sí Tú eres Pan y Vino- Cuerpo y Sangre en la Eucaristía- es porque en tu fiesta, cualesquiera sea, y como quiera que te llames, no hay invitación disponible para quien no logró acceder a un cuerpo suficientemente vital y a una sangre adecudamente provista de plaquetas y nutrientes.


Estas no son horas para Hegel, Feuerbach, Marx, Sarte, Marcuse o Scheickwart.


Sino para recordar que no es lo mismo nacer en un pesebre (Cante)(Barrio)(Villa)(Favela) que en destacado hospital.



Y que a los panes y los peces, y no a las abstracciones,  siempre guardaste privilegiada referencia.




Por ello, flaco, nazareno, maestro o carpintero, te pido, si es que cabe pedirte, que en armonía con la fe visceral de mis padres, de las víctimas de TODOS LOS HORRORES: del abominable Cóndor del sur, de la perversidad taylorista de Auschwitz, de la iluminación perpetradora de la paz cotidiana en la franja de Gaza, del gran estado turco  indivisible y amnésico  de todo horror del pueblo armenio, estimules la paz de LA VERDAD CRUDA, TAL CUAL ES. 


Y que incentives a este simple mortal, abrazado a su hoz y su martillo, a construír desde la minoría reverberante- y jamás "relojeando" desde el comfort de las mayorías silentes- a concebir el destino común  de la Humanidad sustentable, el que nos salve del hoy inevitable ecodidio, que nos libere de la demencial "lógica capitalista".


 Tan mayoritaria como suicida, en toda encuesta actual.


Por ahí seguro que andarán Camilo Torres, Carlos Mugica, Romi Lezama, Carlos Partelli, Helder Cámara, Perico Pérez Aguirre y tantos seres humanos infintamente superiores a mí, que en su espíritus han albergado similares y mejores sueños.


Y tú y nadie más que tú sabrá, cuántos barbudos que renegaron de tu nombre, tendrán reservado, en tu simbología, lugar privilegiado en tu cercanía. No me inquieta mi particular destino, pero vaya allí mi apuesta. Aunque más no fuera de puro rebelde, qué caray.




Desde esta desnudez de dogma, desde esta avidez de construcción ecosustentable, desde la honestidad de la diversidad, me permito sumarme a quienes imploran que algo nuevo, mejor y salvífico por fin crezca, aunque tantas veces parezca que lo han matado. 


Gonzalo






viernes, 6 de abril de 2012

Cristo Rey y Viernes Santo, Franquismo y Paraules d 'amor. Gonzalo Perera.

Yo también fui alumno de los Hermanos Maristas, al igual que el Ministro Eleuterio Fernández Huidobro y el Obispo de Minas, Jaime Fuentes, presumo que unos cuantos años después  que ambos, y en mi cudad natal, Rocha.

Fue en plena dictadura  y más allá de la incuestionable bondad de muchos de los hermanos que allí continuaban la obra de Marcelino Champagnat, ya a los 10 años me quedaba claro que la doctrina que inspiraba la catequesis que recibíamos, era una versión muy retrógrada del catolicismo, propia de la España Franquista. En mi casa, mis dos padres eran católicos, pero mucho más cercanos al espíritu del Concilio Vaticano II .

Además, como tantos otros jóvenes de su generación, mi padre en su adolescencia había adherido fervorosamente la causa de la  República Española, a la que "el Niño" Franco pasaría a fusil.
                                                                                                             
Por línea materna, mi abuelo y bisabuelos eran catalanes. Dos de los apenas 2.500 socios blaugranas sobrevivientes al fusil franquista. Es sabido cuánto de la identidad catalana porta la "chamarreta" del Barsa, desde siempre y mucho antes de estos fulgurantes tiempos "culés" de Pep Guardiola y los Messi, Iniesta, Pujol. Un sólo martirio simboliza una triple síntesis: identidad catalana, adhesión "culé"y postura política: Josep Suñol i Garriga era a la vez presidente del Barsa y referente de Esquerra Republicana de Catalunya cuando los fascistas lo fusilaron en la Sierra de Guadarrama el 6 de agosto de 1936. No todo catalán es  "culé" ni mucho menos de izquierda, pero la inmesa mayoría de la catalanía vibra con el Barsa y tiene una cierta identidad política, que puede tener diversos matices, pero suele estar visceralmente alejada del franquismo.

En ese marco familiar, me llegaban los mamotretos de los textos franquistas con padres peinaditos a la gomina y de bigotito fino que eran los jefes de familia y esposas serviciales y buenas amas de casa que les debían obediencia. O, dibujito de cruzados mediante, la explicación de que el sacramento de la confirmación, a los 10 años, nos hacía "soldados de Cristo" (sic). Genuinos adefesios literarios o inútiles derramamientos de tinta.

Pero son éstos, los que corren, tiempos raros. Abundan las maniobras de distracción. Es decir: llamar la atención con el mosquito para que nadie vaya a  ver el elefante.

El Dr. Luis Alberto Lacalle Herrera no solo propició la continuidad del ocultamiento de la verdad a través del no uso del artículo cuarto de la Ley de Caducidad, camino emprendido por el Dr. Julio María Sanguinetti, sino que era Presidente de la República en ejercicio, cuando en una flagrante extensión del Plan Cóndor, se secuestró, se asesinó y se disimuló la muerte del tenebroso bioquímico chileno Eugenio Berríos en nuestro suelo. Debe tener mucho para ilustrar a la ciudadanía sobre ese caso el Dr. Lacalle. Si sabía algo, es evidente qie sería sumamente interesante que la ciudadanía se enterara de cómo creció uno de las últimos malditas crías del Cóndor. Pero si no sabía nada, sería aún más interesante saber cómo fue posible que el Presidente de la República desconociera por completo semejante operativo, que no  una pequeña travesura, sino una operación de inteligencia conjunta, internacional y que culminara con un homicidio y su ocultamiento.

Sin embargo, en lugar de brindar la infomación- la de lo que sabe o la que explica cómo es posible que no sepa nada- el Dr. Lacalle ha decidio intimar a los actuales gobernantes que integran o integraran el MLN-T a que pidan perdón por sus actos. Actos que les valieron largos años de prisión y  los más salvajes tormentos, que uno ni desea ni imagina al Dr. Lacalle resistiendo un sólo día. Que una cosa es ser detenido tres días  y otra es ser rehén y vivir en un pozo durante años, vamos a entendernos.

En similar tónica, ante recientes declaraciones del Ministro de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro, en un almuerzo de ADM (que notoriamente el Dr. Lacalle no debe haber escuchado en su totalidad , salvo que su capcidad de compresión auditiva esté severamente afectada). En dicha ocasión el ministro respondió en particular a la archirrepetida pregunta de si alguna vez iba a pedir perdón por su pasado y utilizó el término "gil" para referirse al Cristo en un contexto claramente no denigrante para cualquier que intente entender el concepto y no regodearse en la plabra recortada con serrucho. Pues el Dr. Lacalle salió a clamar blasfemia y a exigir al Ministro  que pidieran perdón  disculpas por sus ofensas a Nuestro Señor Jesucristo y a sus fieles.

Al Doctor Lacalle le cabe el derecho, ni más ni menos que  a cualquier persona, a considerar más o menos felices las expresiones del Ministro. Pero habría que releerle el Sermón de la Montaña, tal parece.  Y sugerirle que tras ello, considere la posibilidad- para mí una certeza- que el Jesucristo que pronunció tan admirable mensaje,  sea mucho más ultrajado y ofendido por el encubrimiento, secuestro y homicidio de Berríos,  por ejemplo, que por cualquier palabra sacada de contexto. Y mejor ni mencionar el nombre de Fernando Morroni, ni el hambre y desempleo que sembró su muy neoliberal  gobierno, tan cercano al de Menem, al de Bush (Senior) y otros connotados sembradores de piedad  y compromiso cristiano.

El ministro de marras, el "Ñato" Fernández Huidobro, no necesita quien lo defienda. menos que menos pluma en mano, donde su proverbial capacidad de expresión hace tarea casi suicida pretender debatir con él por esa vía.

Pero parece ser que el Doctor Lacalle si precisa alguna ayuda, quizás homologable a la intercesión divina. Porque el Obispo de Minas, Jaime Fuentes, tuvo la singular idea de interpelar epistolarmente al "Ñato", recordándole su pasado marista y convidándolo a repetir la proclama  que- en edad temprana y fuera del uso de un genuino libre albedrío- los hermanos les hacían repetir :"¡Viva Cristo Rey!".

Como dije, el Ñato no necesita defensa, más si se trata de intercambio de cartas. Yo jamas he ocultado mi respeto, aprecio y cariño personal por el Ñato, que no se mueve un àpice ni por las inclemencias del tiempo ni por los avatares de la Historia. Pîense igual que él o no, lo respeto y lo aprecio profundamente. Cuestión de lealtad, cuestión de memoria, cuestión de decencia. No me interesa que sea ahora Ministro del gobierno del FA, sino que  jamás podría olvidar su conducta pasada hacia varios problemas y personas, que conocímuy cercanamente y que son propios de un genuino e inteligente compañero, de los que nunca sobran.  Quede clara mi profunda subjetividad en ese plano, por elemental honestidad. Pero en realidad no me interesa referirme al episodio en sí, a la impugnación del Obispo retráctil al Ñato. Entre otras cosas porque la respuesta del Ñato no tiene desperdicio y no amerita más comentario.

En lo que me quiero detener, porque me inquieta profundamente,  es en la invocación del Obispo-cruzado.

El grito «¡España una!», una de las máximas del franquismo, tuvo un debut vallisoletano, en boca de Onésimo Redondo (uno de los protagonistas del intento de golpe de Estado  de agosto del 32 del general Sanjurjo), el 11 de abril de 1932 (tiempos de la República) para provocar un enfrentamiento  armado con la policía, que culminó con una veintena de militantes republicanos heridos  y un par de lastimados de las JONS (Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista, que posteriormente se integrarían a la tenebrosa Falange).
Más concretamente, su grito habría sido:
¡España una! ¡España una! ¡Muera el Estatuto catalán!...

Una secuela de esta consigna fue "Una Patria, Un Estado, Un Caudillo" , difundida por Jose Millán-Astray y Terreros, fundador de la Legión Española y adorador sirviente de Franco. Quien con su "'¡Viva la Muerte" y su odio enfermizo provocaría la indignación de Don Miguel de Unamuno en el paraninfo de la Universidad de Salamanca el 12 de octubre de 1936  y detonaría su breve pero célebre discurso "Venceréis....pero no convenceréis". Dije consigna"difundida" y no "creada" porque el tríptico de Millán-Astray era obviamente un burdo plagio de  la bien conocida invocación nazi " Ein Volk, ein Reich, ein Führer " (Aproximadamente: "un pueblo, un imperio, un líder").

Luego vendría, naturalmente, el "¡Arriba España!" de Macías Picavea incoporado por José Antonio Primo de Rivera a la  barroca simbología de la Falange, con innumerables copias al fascismo y nazismo y varias gotas de catolicismo monárquico  ( el saludo romano brazo en alto, el yugo y las flechas de los Reyes Católicos, el himno "Cara al sol", la camisa azul- sutil diferencia con la camisa negra fascista y la camisa parda nazi, etc.).

Luego sería el turno de, "Por el Imperio, hacia Dios",  slogan menos conocido pero tácticamente muy importante para el franquismo, pues se usó insistentemente para unir al Imperio y  el Dios del nacionalcatolicismo español con simbología como la precedente, impregnada no sólo  de los típicos rasgos militaristas del fascismo, sino que, sobre todo en el caso nazi, de  simbología bastante disonante con las tradiciones e íconos católicos.

Así pues, le llegó el turno al "¡Viva Cristo Rey!". Estrenado en la llamada "Guerra Cristera" de México   ( 1926 - 1929), fue usado por los franquistas con similar intención que la frase anterior, como forma de homologar su ultraje a las libertades, derechos sociales y conquistas laborales, con el espíritu de Cruzada religioso frente al ateísmo, a la masonería, al liberalismo indulgente, al anarcosindicalismo y al bolchevismo (cualquier similitud con el pensamiento de Juan María Bordaberry, no tiene absolutamente nada de coincidencia).

Este lema hay que entenderlo pues en su doble atropello histórico e intelectual:

Por un lado, monarquiza la imagen del Cristo ( lo cual supone un pensamiento típìcamente medieval), del nazareno que representa el Dios hecho hombre en un pesebre, que eligió roderase de pescadores, prostitutas y pecadores y no de encumbrados o poderosos de la tierra ¿Qué tiene que ver ese mensaje con imágenes de poder terrenal, de monarquía y de posesiones materiales o poderes fácticos privilegiados y privilegiantes?

Por otro, no configura un respetable mensaje religioso, sino que siempre ha sido  un lema político (lo fue en el México cristero, lo fue en la españa franquista) por el cual se ensalza una figura religiosa de manera estrictamente funcional a una causa política, elitista, clasista y notoriamente fascista.

Por si dudas quedaran, en los comienzos de los 70, últimos años del franquismo, operó en España una organización terrorista de extrema derecha denominada "Guerrilleros de Cristo Rey".

No puedo olvidar otro lema crecido al amparo de "Francisco Franco, Caudillo de España por la Gracia de Dios", como exigía decir la liturgia fascista. Me refiero al «Habla la lengua del Imperio», colgada en un cartel en el Patio de Letras de la Universidad de Barcelona y repetido como sonsonete en toda Catalunya para intentar- inútilmente-terminar con la identidad cultural catalana, la cual no colide con ninguna otra identidad regional, sino que suma y agrega a la construcción de una cultura plural, más rica y diversa.

Franco murió y no pudo con Catalunya, no pudo con el catalán, no pudo con el Barsa ni pudo con las Paraules d´Amor. Es que el odio, por más santiguado que sea, sigue siendo odio, fútil, vano y pasajero.

 Pero eso sí: buen trabajo hizo la Iglesia Católica Española , donde creciera el Santo Varón Don José María Escrivá de Balaguer y su Opus Dei, para maquillar el odio, por cierto. Así "Su Excelencia el Jefe del Estado, Generalísimo Franco, Victorioso Caudillo de los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire" devino "Caudillo de nuestra Gloriosa Cruzada de Liberación Nacional" (otra vez las Cruzadas), pero como esto era poco, desde 1953 en las misas de España  se introdujo la expresión "Ducem nostrum Franciscum" ("Nuestro Caudillo Francisco", recuérdese que en la Iglesia preconciliar la misa era en latín, y nótese como las piolas se vuelven a cruzar, apareciendo "Ducem" para referise a Franco), junto a los ruegos por el Papa y por el obispo de la diócesis que son aún de estilo en la liturgia católica.

Fruto de ese abnegado trabajo de maquillaje del odio y de difusión del fascismo es el patético material "educativo" que nos llegaba a los alumnos de los hermanos maristas desde España, para dolor de cabeza de los alumnos críticos y de aquellos hermanos cuya nobleza e inteligencia permitía distinguir la barbarie de la lealtad.

Fruto de ese abnegado trabajo son lemas medievales, fascistoides, regados en dolor y sangre, que a veces había que repetir como loros, como el que el  Obispo Jaime Fuentes invita al Ñato a recuperar a a coro.

Un obispo católico de derecha no es novedad en ninguna parte del mundo. Un obispo ignorante, lo sería. Hay años de estudio tras un prelado. No puede el obispo minuano ignorar lo que significa, puesto en debido contexto, un grito como "¡Viva Cristo Rey!" Prefiero pensar en un honesto militante de derecha aportando su granito de arena a la que entiende su causa, que todo el derecho tiene, que un prelado ignorante de lo que invita a invocar.

Hoy es Viernes Santo, recuerdo del pasaje del umbral supremo por parte del ser humano, carpintero, pescador, que no Rey ni oligarca, ni mercader ni opinólogo. ni banquero, que diera su vida por un acto de amor. El que para mis padres y muchos de mis amigos que forman parte de la Iglesia en el sentido más profundo, que trasciende el plano institucional ( la comunidad que constituye " el cuerpo místico de Cristo") significa la encarnación de la divinidad y la asunción por su parte del compromiso con la humanidad  hasta el punto del  más doloroso martirio. Para todos mis queridos cristianos que ven al Cristo en cada pobre, en cada gurí mal vestido, en cada cara solitaria o preocupada o dolida, mi abrazo fraterno, respetuoso y de corazón.

Que el Señor Obispo de Minas vive a Cristo Rey, si así se lo dicta su fe y su visión del Cristo. Por mi lado, el de un simple y modesto ciudadano, trataré de vivar la vida, la belleza, la inteligencia, la capcidad de entender lo complejo, el humor, lo diferente, comprometerme tanto como pueda con los que hoy nacen en los modernos "pesebres" (ranchitos de lata, casillas precarias o similares) y alejarme tanto como puede del odio ciego y enceguecedor.

Y ya que estamos, porque éstas jornadas recuerdan un acto de rebeldía y liberación del poder opresor, recordar con cariño a todos quienes se empeñaron en guardar las distintas memorias que los poderes hegemónicos han querido borrar, como los que, en diversos contexto y épocas, se han negadado a "Hablar la lengua del Imperio" de turno, fuera el que fuera.

 Porque en un Viernes Santo, bien vale apostar a las "Paraules d´Amor".